top of page
Buscar

¿Cómo alimentarte si tienes Artrosis / Artritis?


Es interesante la relación entre nuestra alimentación y algunas patologías que trato en mis sesiones de fisioterapia. Muchos de mis pacientes me preguntan qué alimentos combinar, por ejemplo: en casos de osteoporosis, estrés o artrosis. Esto me llevo a especializarme como consultora en salud holística.


¿Que es la artrosis?

El término artrosis hace referencia a un grupo de artropatías (degeneración de la articulación) no inflamatorias inicialmente producidas por acontecimientos mecánicos, es decir, no se produce por un proceso inflamatorio, ni por un proceso traumático, tampoco un proceso infeccioso. Se define como una enfermedad progresiva, que habitualmente afecta a una sola articulación, principalmente localizada en las manos, los pies o las grandes articulaciones de carga (rodillas y caderas).


¿Que dice la ciencia sobre la artrosis?

La osteoartritis es la forma más prevalente de enfermedad articular y una causa creciente de discapacidad en todo el mundo. A escala mundial, el 18% de mujeres y el 9,6% de los hombres mayores de 60 años padecen osteoartritis sintomática, y una cuarta parte de estas personas son incapaces de realizar sus actividades cotidianas. Se calcula que en 2050, 130 millones de personas padecerán osteoartritis, lo que constituirá una carga social.


¿Qué consejos seguir?


Consejo # 1 Nutrición alta en alcalinos

La artrosis es el resultado de una hiperacidez crónica. En el caso de la gota, por ejemplo, los cristales de ácido úrico provocados por una hiperacidez grave se depositan en las articulaciones, cristalizan allí y provocan dolores articulares extremos, hasta llegar a la inmovilidad de las articulaciones. En la artrosis, se produce una degradación del cartílago articular. Los cartílagos, tendones y ligamentos son populares depósitos de ácidos, por lo que los ácidos almacenados en las articulaciones impiden un suministro alcalino óptimo del cartílago. En general, la dieta alcalina apuesta por consumir un tipo de alimentación que incluya el 80% de alimentos alcalinizantes y un 20% de alimentos neutros o ligeramente acidificantes.


La ventaja con respecto a la dieta puramente alcalina es que en una dieta con superávit alcalino también se utilizan aquellos alimentos que tienen una densidad muy alta de nutrientes y micronutrientes, como los frutos secos, los pseudocereales, las nueces, las legumbres, las semillas y los cereales integrales.

• Alimentos alcalinos: hortalizas verdes, plátanos, aguacate, almendras, papas, algas, zanahoria,

• Alimentos ácidos: frutas cítricas, hortalizas ácidas, frutas dulces, yogur, vinagre, miel, carne roja, huevos, pescado y mariscos, alcohol, setas, etc.



Consejo # 2 - Alimentación mediterránea

  1. Una posible explicación de este fenómeno es el elevado consumo de ácidos grasos omega3

  2. Un mínimo de 3 g de ácidos grasos omega-3 al día tiene un efecto beneficioso.

  3. La proporción entre omega 6 y omega 3 es de 1:5


Consejo # 3 - Dieta anti-inflamatoria


La inflamación es una medida importante del sistema inmunitario para combatir un estímulo nocivo. Cuando hay inflamación crónica, el organismo está desequilibrado. Tarde o temprano, el sistema inmunitario se ve desbordado y debilitado por la inflamación persistente y se desarrollan diversas enfermedades, como la artrosis / artritis.


La terapia nutricional antiinflamatoria. Significa una dieta baja en ácido araquidónico, es decir, no más de 50 a 80 miligramos de ácido araquidónico por día. El ácido araquidónico, que se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal, pertenece a los ácidos grasos omega-6. Cuando se metaboliza, se forman productos de degradación que favorecen la inflamación. Una dieta balanceada "normal", contiene 400mg de ácido araquidónico a comparación con una dieta rica en vegetales que contiene 50 mg de ácido araquidónico. El organismo humano descompone 0,1 mg de este ácido al día, el resto migra a las paredes celulares, es decir, a todas las células del cuerpo, incluidas las inmunitarias. Así que se puede imaginar, lo que el cuerpo deposita a lo largo de los años.



Receta anti-inflamatoria

Ingredientes:

1 plátano maduro

yogur de origen vegetal

Nueces (almendras, nueces, avellanas, etc.) picados en trozos grandes.

Bayas (por ejemplo, fresas, arándanos o frambuesas)

Unas gotas de limón

Chocolate negro, picado fino

Mantequilla de maní (opcional)


Preparación:

Cortar el plátano maduro por la mitad a lo largo y colocarlo en un plato o fuente de servir.


Untar las mitades de plátano con una cantidad generosa del yogur. Se puede ajustar la cantidad al gusto.

Agregar las nueces picadas sobre el yogur. Puede combinar diferentes tipos de frutos secos o utilizar su favorito.


Reparte las bayas frescas uniformemente sobre las mitades de plátano. Puedes utilizar diferentes bayas según la temporada o elegir una combinación de varias variedades.


Rocíe un chorrito de zumo de limón sobre los plátanos para resaltar su frescura.


Espolvorea el chocolate negro troceado sobre el bote de plátano.


Si lo desea, también puede añadir una cucharada de mantequilla de maní. La combinación de mantequilla de maní y plátano es especialmente deliciosa.


Nota: Puedes personalizar la receta según tus preferencias, por ejemplo añadiendo otros ingredientes como copos de coco o semillas de chía. ¡Suelta tu creatividad y disfruta de esta sencilla y deliciosa receta!


!Contáctame!

Si estás interesado en un asesoramiento nutricional integral adaptado a tus síntomas y objetivos, ponte en contacto conmigo.


Proporcionamos planes de nutrición, ejercicios para síntomas específicos, consejos completos e ideas para nuevas recetas que puede usar o combinar más adelante.

¡No te lo pierdas!

Si crees que este es el camino correcto, sigue tu intuición.

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page